martes, 16 de marzo de 2010

Por qué?

Por qué decimos cosas que no sentimos?
Por qué suponemos en lugar de enfrentar?
Por qué somos orgullosos cuando no tenemos un por qué?
Por qué pensamos que es mejor mentir o no decir nada en lugar de expresarnos?
Por qué callar lo que se siente?
Por qué chantajear?
Por qué esperar tanto de los demás?
Por qué esperar lo que no nos pueden dar?
Por qué escatimar nuestros sentimientos?
Por qué desconfiar de todos?
... Por qué confiar?

6 comentarios:

Soco Barrera dijo...

Hola<.

Todas estas preguntas reciben respuestas y empiezan a tener sentido cuando las aplicamos a nosotros mismos, cuando dejamos de esperar de los demás y empezamos a dar, cuando dejamos de suponer y empezamos a hablar abiertamente con franqueza, sin ofender y decir cosas que no sentimos. Por que si seguimos aplicandolo a otros entonces seguimos esperando de los demás lo que no nos pueden dar.

Tenemos que ir por la vida viviendo nuestra PROPIA VIDA, cuestionando nuestras propias acciones y aplicando los valores de tolerancia y respeto con nuestros semejantes.

"CAMBIE YO Y CAMBIE EL MUNDO", esa es la clave.

TE QUIERO UN CHINGO.

Addalina dijo...

Precisamente han sido aplicadas a mi misma, por eso las escribi, porque son cosas que ya considero ilogicas y casi inhumanas desde que las he dejado a un lado de mi.
Besos mana, yo tambien te quiero y un chingo.

tnf25 dijo...

Justo mientras leo esto escucho a Rosario cantando “Todo Cambia” y se me antoja pensar que es por temor a que si decimos lo que sentimos las cosas cambien…pero anda que si han de cambiar que de menos podamos decir que dijimos lo que queriamos…no? o hacer, o sentir..o ser…un abrazo!

tnf25 dijo...

Justo mientras leo esto escucho a Rosario cantando “Todo Cambia” y se me antoja pensar que es por temor a que si decimos lo que sentimos las cosas cambien…pero anda que si han de cambiar que de menos podamos decir que dijimos lo que queriamos…no? o hacer, o sentir..o ser…un abrazo!

Nico dijo...

Bellas palabras, los textos salen del corazón y las entrañas. Se nota mucho.
Aprovecho y te dejo la invitación para que te pases por mi blog.

Saludos!

Addalina dijo...

Exactamente por eso que dices es que hace mucho años me juré no volver a callarme nada, sobre todo respecto a sentimientos... es más el arrepentimiento que he tenido por omisiones que por expresarme...
Te extrañooooooooooooooooo
Estaré más seguido, lo prometo...
Te echo un vistazo al blog.
Besos también...