lunes, 17 de mayo de 2010

Arrullo

Duérmete mi niña
que la luna ya no tarda
y te va a traer un lucero azul,
un cascabel, un cascabel.

Que en tus manos brille
y que música cintile.
Y para tus sueños todos los anhelos
de ese mundo de quimeras
del que jamás queremos retornar.

Duérmete mi niña
que la luna ya no tarda
y en su claridad te cobijará,
duermete ya, lindo botón.

Duérmete mi niña
que velándote en tu cuna
quedará mi amor.


Antes de dormir... Gracias Panchis
Enviado desde mi oficina móvil BlackBerry® de Telcel

3 comentarios:

tnf25 dijo...

que bello, ¿sabes que también La Luna de Sabines ayuda a dormir? Un Abrazo

tnf25 dijo...

que bello, ¿sabes que también La Luna de Sabines ayuda a dormir? Un Abrazo

M. Jesús Verdú Sacases dijo...

preciosa poesía.