viernes, 18 de abril de 2008

Muero porque no muero... continúa

Les cuento la historia desde que llegamos a la Ciudad Blanca...
Mario, Cristian y yo salimos de Campeche el miércoles en la tardecita con la intención de llegar antes de las siete, hora a la que estaba programado el ensayo, para ver a mi amigo Paquito que gentilmente me ofreció la casa deshabitada de un amigo para que nos hospedáramos.

Cuando llegamos al teatro estaban acomodando escenografía y nos dijeron que los citados eran para arreglarse con vestuario y maquillaje, pues el ensayo empezaría a correr hasta las nueve. Como nosotros sólo tenemos un vestuario, en lo general sencillo y nos dijeron que nuestro maquillaje era casi natural, aprovechamos ese tiempo para ir con Olivia (que llegó poco después) a comer algo y ver dónde dejar los autos, tomando en cuenta que había la posibilidad de terminar después de la media noche y que nos los dejaran encerrados en el estacionamiento. Se imaginan? Ibamos a terminar como indigentes durmiendo en una banca de la plaza grande de Mérida bajo la cobija de algún frondoso árbol de zapote y el recuerdo de uno que otro cahuiz (recuerdos que sí se llevó mi coche y aún andamos porque no lo he podido llevar a lavar).

Para no hacer tan largo el cuento, el ensayo empezó después de las diez y terminamos poco antes de las cuatro de la mañana. Por supuesto ya no vi a Paco, pero nos dejó la llave y las indicaciones para encontrar la casa. La cosa es que nos dormimos como a las seis de la mañanita cuando ya salía el sol y unos cuantos gallitos de los alrededores comenzaban a cantar su kikirikí.

Al día siguiente nos levantamos tarde, como era de esperarse, y entre algunas diigencias, relajo y asuntos, nos arreglamos para irnos al teatro ya maquillados y toda la cosa para el gran estreno.

Cómo estuvo todo??? Fabuloso!!! Algunos detallitos, claro, como en todos los estrenos, pero cosas que bien se pueden ir mejorando en cada presentación. Como bien dijo mi hermana: "Que bueno que voy el sábado, así ya estará todo más que perfecto".

Los comentarios??? Muy buenos!!! Que si la escenografía, que los vestuarios, que los diálogos, que las actuaciones, que los bellos y hermosos cantantes (modestia aparte), etc.

Críticas? El tiempo. Al parecer algunas escenas se colgaron con el tiempo y se llevó un cuarto de hora más... Pero, algunos nos dijeron que ni lo sintieron pasar.

Bueno, una presentación en particular no puede satisfacer la diversidad de gustos e intereses de todo un pueblo.... cierto?

Seguimos sin material, al parecer tendremos algo hasta mañana pero les dejo la nota del diario que sacaron con información del ensayo general.




Besos de hadas y ángeles (como los nuestros).

2 comentarios:

SAFIRO dijo...

Que alegría que todo saliera bien!!
imagino la satisfacción de Uds. al ver los resultados, claro que irá mejorando, pero se entienden los nervios de los primeros momentos, luego se ajustan los detalles.

Mi mano derecha no estuvo respondiendo y decidí darle un poco de reposo, por lo tanto me atrasé con el blog.
Estuve acumulando algunos regalos de los amigos, y hoy decidí empezar a repartir.

Te dejo un presente en mi blog "Zafiros y piedras", sin obligación de nada, solo quise que lo tuvieras, cuando me lo entregaron pensé que lo merecías.

Con todo mi cariño para vos!

Muchos besos y Exitos!!!
¡¡Felicitaciones por Rafaelito!!

tnf25 dijo...

Me encanto tu relato, es como estar ahí ..ahora quiero verla!!!!