lunes, 14 de abril de 2008

Muero porque no muero

Es muy raro que escriba entradas tan seguidas, pero no podía dejar pasar la experiencia que mis amigos y yo hemos vivido este sábado al ir a Mérida Yucatán para un ensayo general de la obra que se presentará esta semana en dicha ciudad.
Llegamos directamente a casa de nuestro amigo Jorge para el ensayo, fuimos de los primeros en llegar y aprovecharon nuestra presencia para probarnos nuestros vestuarios. Mientras llegaban los demás, se probaban sus vestuarios y se afinaban algunos detalles más, comimos para aguantar el largo ensayo que nos esperaba y no tener que interrumpir más adelante. Al fin se comenzó el trabajo corriendo los dos actos y nos quedamos maravillados por lo que pudimos presenciar ese día, pues sólo habíamos visto partes y en desorden.
Los diálogos, el trabajo tan bueno de muchos de los compañeros que tienen intervenciones importantes, los músicos... todo es maravilloso. Sobre todo la forma en que Jorge pudo plasmar los aspecto más importantes de la vida de Teresa como su infancia, su familia, su vida en el convento, las visiones místicas, hasta la fundación de las Carmelitas dándoles la significativa importancia que cada uno tiene y tratando de representarlo (con cada diálogo, cada vestuario, cada detalle) sin perder el significado, pues nada es al azar. Creo que es lo más difícil de plasmar y Jorge lo ha logrado sin perder el sentido de lo que vivió Teresa.
Estamos contentos por ser partes de esta experiencia y estamos igualmente convencidos de que es un trabajo que vale la pena, no sólo porque son unos profesionales maravillosos que han realizado un trabajo genial, sino porque poder difudir algo tan extraordinario como la vida de una Santa sin perder de vista aspectos tan profundos de sus sentimientos, sus pensamientos, su vocación y su espiritualidad, no es cosa fácil.
También me tiene muy contenta saber que mi hermana Soco, mi cuñado y mis hermosos sobrinos (nuestros fan número uno), algunos familiares de mis amigos, amistades campechanas y yucatecas, así como otros conocidos van a poder asistir a una de las presentaciones; pues creo que de alguna manera entienden lo que significa para nosotros lo que hacemos respecto a la música (y en este caso el teatro) y no hay nada más reconfortante que compartir estas cosas con las personas que más queremos y que nos acompañen en estas exeriencias que forman parte importante en nuestra vida.
Les dejo el cartel tan hermoso que se ha hecho para la promoción de la obra en el que se intentó representar El Éxtasis de Santa Teresa y una imagen de la obra de Bernini con dicho título. Prometo poner material, si llego a contar con alguno, más adelante.

Besos de hadas

5 comentarios:

tnf25 dijo...

me ha encantado el poster...que bien el viaje y la experiencia , mientras tanto aca espero material..un abrazo!!!

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

cuantas veces sentí eso de morir y no morir...

SamGamyi dijo...

Hola, Adda!
Pues aquí pasando a dejar mi saludito. No sabía de la existencia de tu Blog y con mucho gusto e interés estaré al pendiente de lo que vayas agregando. Un abrazo, muchos besos y que la presentación sea EXITO TOTAL!!

Tessitore di Sogno dijo...

También me ha fascinado el poster y la descripción del viaje y las experiencias en las que por un momento me sentí parte.

¡Felicidades por partida doble!

:)

SAFIRO dijo...

Que hermosas las imágenes!!

Te veo con tantas corridas y aprontes y pienso en mi hija que hace teatro y ahora preparan una comedia musical.
¡cuanto se trabaja!

Pero te imagino feliz haciendo lo que amás.

Te deseo lo mejor!!

BESOS!!